En audiencia inicial, la Procuraduría General de Justicia formuló imputación por el delito de robo en contra de 9 sujetos detenidos después de robar un cajero de una sucursal bancaria en Plaza Soriana de la ciudad de Celaya. Los inculpados fueron vinculados a proceso penal por robo calificado y homicidio simple en grado de tentativa y se encuentran en prisión preventiva oficiosa por cuatro meses hasta el cierre de la investigación.

El Juez de Control que tuvo conocimiento del caso, calificó de legal la detención realizada por los policías preventivos y en los términos del artículo 191 Fracción V en relación a los artículos 194 Fracciones I, IV Y VI, y los numerales 13, 20 primer párrafo tercer supuesto del Código Penal, el Agente del Ministerio Público Especializado los imputó por el robo del cajero automático en agravio de banco Inbursa.

Los detenidos Rafael “N”, Horacio “N”, Raúl “N”, Javier “N”, Sergio “N”, Jesús “N”, Gustavo “N”, Abraham “N” y Edgar “N” se encuentran sujetos a proceso, primero, por el robo del cajero y segundo por la tentativa de homicidio, de acuerdo a lo que establece y sanciona por los artículos 138, 139 en relación a los artículos 13, 18 y 20 primer párrafo tercer supuesto del Código Penal, en agravio de dos elementos de la Policía Municipal, a quienes disparan armas de fuego que portaban el día de los hechos.

Bajo medida cautelar de prisión preventiva oficiosa para todos los imputados, escucharon la notificación del Juez, en una audiencia que duró varias horas.

El día de los hechos, el 11 de abril, a las 03:30 de la mañana, un grupo de 14 personas del sexo masculino arribaron en dos vehículos pick up a la plaza comercial Soriana, ubicada en la avenida 12 de octubre, al poniente de la ciudad de Celaya, para apoderarse de un cajero automático, el cual desprendieron y subieron a una de las unidades, cuando fueron sorprendidos por la policía preventiva.

Los vigilantes de la plaza, alertaron a los cuerpos policiacos, y al arribar los elementos del orden fueron recibidos con disparos por parte de los asaltantes.

En maniobras intempestivas, los asaltantes huyeron del lugar aunque dos de ellos no lograron abordar las unidades y fueron detenidos en el estacionamiento de la plaza. El resto de los sujetos huyeron con el cajero automático a bordo de una camioneta pick up blanca.

Se escenificó una persecución entre policías y delincuentes, llegando estos últimos al kilómetro 7 + 200 de la carretera alterna a Villagrán, en donde la unidad volcó a causa de la velocidad y las condiciones del camino, muriendo 4 de los asaltantes y logrando las autoridades recuperar el cajero dañado pero con el dinero en efectivo que contenía de manera íntegro.

despirta guanjuato