La primera encuesta nacional de estándares y capacitación profesional policial realizada por el INEGI, revelo datos crudos de la realidad a la que se enfrentan los policías en México.

Para el levantamiento de esta encuesta durante el 2017 y publicada en este mes de noviembre del año presente, se entrevistaron a 56 mil 125 policías adscritos a la policía federal, secretarias de seguridad publica, estatales y municipales, procuradurias generales de justicia o fiscalías de cada estado, asi como a la agencia de investigación criminal de la procuraduria general de la república.

En el informe se detalla que el 86.1 de los elementos de policía con funciones operativas obtuvieron por su propia cuenta accesorios, material de apoyo y de protección para el desempeño de sus funciones, así mismo 34.2 por ciento consiguió por sus propios medios, una prenda o accesorio de su uniforme y 4.9 por ciento también compraron por si mismos municiones para armamento.

A nivel nacional se estima que cerca de 90 mil elementos de la policía fueron victimas de delitos o conductas antisociales en el desempeño de sus funciones, entre los cuales se encuentra el soborno por parte de ciudadanos y extorsiones por sus superiores.

21 por ciento fueron victimas de actos de discriminación durante el desempeño de sus funciones.

Así mismo durante el 2017, 25.9 por ciento de los elementos, tuvo que desarrollar otra actividad alterna para poder complementar sus ingresos económicos, 79.4 por ciento

En lo que refiere a la cuestión medica y ámbitos de salud, 79.4 por ciento de los policías presento sobre peso u obesidad, también se estimo que 18.6 por ciento padecieron enfermedades crónicas, 9.3 por ciento hipertensión arterial.

por desarrollar sus actividades, el 53 por ciento de los policías a nivel nacional sufrieron afectaciones a su salud.

El informe arroja también que en el 2017, 35.5 por ciento de los elementos de la policía ingresaron a la corporación principalmente por necesidad económica o tras ser despedidos de su trabajo anterior.

De igual manera se estima que se cometieron 644 delitos o conductas antisociales en contra de policías por cada cien elementos, entre las cuales se encuentra en primer lugar, discriminación, amenazas, extorsión, robo, lesiones, delitos sexuales y secuestro.

En Guanajuato se registraron 359 casos de delito o conducta antisocial por cada cien policías.

Por discriminación 157 casos por cada cien elementos de policías en la entidad.

Mil 58 elementos fueron registrados por actos de corrupción durante el desempeño de sus labores.