La presa de la esperanza es un verdadero símbolo de la ciudad de Guanajuato, un emblema de la imponente arquitectura de la capital.

Su construcción fue llevada a cabo en su mayoría por presos , a quienes el presidente Porfirio Díaz les otorgó la libertad a cambio de su arduo trabajo.

Su construcción dio inicio en el año de  1884 y se concluyó en 1894 apenas 10 años después. El diseño y la ornamentación de su cortina es de estilo neoclásico.

 En el área donde ahora se encuentra la presa en los años 1500 hubo un poblado llamado

real de la esperanza, de donde la presa  obtiene su nombre.

Fue diseñada y llevada a cabo por el ilustre ingeniero guanajuatense Ponciano Aguilar

Su capacidad es cercana a los  920 mil metros cúbicos de agua y de esta presa actualmente  se obtiene el 8 % del consumo total al año de los habitantes de la ciudad de Guanajuato. y se encuentra en una zona natural protegida llamada cuenca de la Esperanza. En la que se pueden encontrar  venados cola blanca , gatos montés zorrillos y murciélagos además de 170 especies de aves. Lamentablemente no recibe el cuidado necesario.