La policía de Los Ángeles arrestó a un hombre que tomó rehenes y se atrincheró en una tienda de Trader Joe’s el sábado, luego de tres horas durante las cuales disparó fatalmente a una mujer que estaba en el local.

El hombre, que fue perseguido por la policía luego de ser sospechoso de haber disparado repetidas veces a su abuela y a otra mujer en otra parte de la ciudad, chocó su automóvil frente al Trader Joe’s, donde intercambió disparos con la policía y entró en la abarrotada tienda.

El alcalde Eric Garcetti y representantes policiales dijeron en una conferencia de prensa que recibió un disparo en el brazo y habló con la policía por teléfono para negociar su rendición.

El hombre, de 28 años y sin identificar, salió de la tienda y fue rodeado por la policía. Una vez que quedó bajo custodia, se pudo ver a unas 20 personas que estaban en la tienda salir a la calle.

Devin Field, un hombre que dijo que estaba entrando en la tienda cuando se desencadenó el incidente, confirmó en una serie de tuits la secuencia de hechos registrados después que el sospechoso chocara su automóvil frente al comercio.

Mientras duró la toma de rehenes, imágenes aéreas de los canales de televisión locales NBCLos Angeles y CBS Los Angeles mostraron a personas saliendo por una ventana de la tienda usando una escalera y policías llevando a los niños a un estacionamiento en el vecindario Silver Lake de la ciudad.

Más de una hora después de que comenzara la toma de rehenes, algunos fueron vistos en la televisión saliendo de la tienda por la puerta principal.