Se llamó Mariana Montenegro Calderón, la mujer asesinada en una hondonada entre las comunidades de El Salitre y Jofre, en los limites de celaya con cortazar estaba desaparecida desde el pasado 31 de marzo, día en que la vieron por última vez sentada en una banca del atrio del Barrio de la Resurección.
La identificación del cadáver corrió a cargo de su hermana, quien informó a los agentes investigadores que la finada laboraba como cargadora en el Mercado de Abastos pero dijo desconocer el domicilio exacto de su familiar, solo indicó que vivía por el Mercado El Dorado.
La fémina tenía 26 años de edad, precisó la Subprocuraduría de Justicia para la región C, dependencia que reveló que Mariana contaba con antecedentes de investigación abiertos por daños, denuncias por lesiones dolosas y un robo de auto que terminó siendo perdonado por la parte afectada.
Su consanguínea dijo a las autoridades desconocer si era adicta a alguna droga o al alcohol.

despirta guanjuato