Los panteones de los pueblos mineros de Guanajuato

La historia de Guanajuato comenzó en mineral de la luz hace ya casi 500 años en los que muchas personas han vivido y muerto en estas tierras Son muchas las almas y las penas han terminado sus días en estas tierras ancestrales y ha sido mucha más la riqueza y la arrogancia que se ha producido aquí

Fue tan grande la gloria del mineral de la luz que llegó a ser un municipio independiente a Guanajuato. Sin embargo a finales de 1800 se quedó abandonado , dicen los mas viejos que fue debido a una maldición que echó sobre la gente el mismo cura del templo.

La leyenda cuenta que el cura esperaba semana con semana la llegada de los fieles a misa, pero los pobladores de mineral de la luz acudían cada vez menos, porque se dedicaban a embriagarse y apostar en la plaza de toros que tenía la comunidad.

Un desventurado día, el padre enardecido de cólera porque los vecinos de mineral de la luz preferían el vicio y la parranda en lugar de dios. Acudió a la plaza de toros a media función y se paró en medio del ruedo ,
soltaron al toro,
la bestia de inmediato se dirigió hacia el padre, todos pensaban que le daría una cornada fatal,
el padre hizo una seña de alto al toro , el animal se detuvo al momento y se echó al suelo.

Entonces, el padre, con una terrorífica voz, lanzó una maldición sobre los pobladores.

Al poco tiempo la población de mineral de la luz se redujo a unos cuantos.

En las orillas del poblado se pueden apreciar hoy en día las ruinas de las minas y un antiguo cementerio de donde los cuerpos fueron fueron profanados tiempo después por hombres que buscaban los metales y las joyas con las que solían enterrar a los muertos se dice, que ahí perdura la maldición pues los rayos en los días de tormenta se dirigen continuamente a los árboles que crecen ahí.

Otro gran misterio es el que rodea al cementerio de mineral de santa Ana, donde en fechas recientes se han descubierto muñecos vudú, y restos de rituales satánicos.

El panteón de santa Ana, fue en alguna ocasión un bello templo que después de su destrucción se convirtió en el panteón municipal de la comunidad,

ya nadie puede enterrar a sus muertos ahí sin embargo ,se dice que algunas noches al año entre sus antiguas y vencidas paredes , acuden personas en automóviles de lujo y realizan rituales satánicos.
Impidiendo el descanso eterno de los difuntos que se encuentran en este campo santo

Llenando de un aura tenebrosa todo el lugar que por su estado de abandono es completamente aterrador.