La lepra es curable, pero para no quedar con secuelas hay que tratarla a tiempo. Los síntomas son manchas en la piel, que pueden ser blancas, con tonalidades café hasta rojo. En estas manchas se pierde la sensibilidad, esa parte no suda y pierde el vello.

La lepra es una enfermedad que estigmatiza a las personas que la padecen, pero es necesario que se atiendan para evitar los daños motrices, ya que también ataca los nervios periféricos, asegura Elizabeth Gutiérrez Moreno, encargada del Programa Estatal de Lepra de la Secretaría de Salud.

Deneck Inzunza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here