Estamos a finales del tercer mes del año 2022 y las promesas del gobierno siguen sin cumplirse, mientras que la crisis económica generada por la pandemia del coronavirus es todavía una realidad, pues estas afectaciones financieras se recuperaran a largo plazo, más con la inflación que no baja en el país.

Y es que la inflación se modera en 7.29% en la primera mitad de marzo y esto se ve y lo notan todas las familias mexicanas en la canasta básica, pues ahora se ocupa más dinero para surtir el mandado.

Asimismo, los combustibles están impresionantemente alto cuando Obrador prometió y sigue diciendo que no habrá gasolinazos.

El dato revelado está por debajo de lo proyectado en el mercado. La encuesta de Citibanamex preveía una inflación de 7.30 por ciento. Mientras que la encuesta de Reuters proyectaba un 7.34 por ciento.

En tanto que la inflación subyacente, que es el que mide el incremento continuo de productos y alta volatilidad y es la que toma en cuenta el Banco de México para toar decisiones, registró un incremento de 0.35% quincenal y de 6.68% a tasa anual, lo que es el nivel más alto registrado en el país desde junio del 2001.

El presidente de México refirió sobre los gazolinazos este 24 de marzo en su conferencia y aseguró que es beneficio para todos.

despirta guanjuato