Una persona muerta y 11 más gravemente lesionadas fue el saldo de un fuerte accidente sobre la carretera federal 57, en las inmediaciones de la comunidad de San Jerónimo, en San José Iturbide.

Los hechos fueron registrados minutos antes de las 6 y media de la mañana, cuando el sistema central de emergencias 911 fue alertado con distintas llamadas solicitando unidades de emergencia sobre el kilómetro 40 de la carretera, puesto que había varios lesionados sobre la cinta asfáltica.

Debido a la magnitud del accidente, al lugar arribaron unidades de emergencia de la dirección de protección civil, bomberos, sistema de emergencias del estado de Guanajuato y cruz roja del estado de Querétaro, como también unidades de la policía federal división caminos, quienes resguardaron la zona.

Paramédicos auxiliaron a los lesionados, quienes presentaban diversos golpes y laceraciones en gran parte de su cuerpo, siendo trasladados de urgencia a distintos hospitales del municipio.

Se reportaron 11 lesionados, de los cuales hay 4 en estado crítico, asimismo, se encontró a una persona ya sin signos vitales.

Hasta el momento se desconoce la mecánica del incidente. Trascendió que dos vehículos, un auto Chevy en color arena tripulado por una pareja, y una camioneta Ford 150 del mismo color con 9 hombres a bordo, al ir circulando con dirección San Luis Potosí- Querétaro, se impactaron entre ellos.

El vehículo Chevy salió por el carril de alta velocidad y se impactó contra la barra de contención, de igual modo, la camioneta Ford salió al costado del carril de baja velocidad impactándose contra dos postes de seguridad en el acceso a una gasolinera, provocando su volcadura, y saliendo proyectados los ocupantes de la misma.

Al lugar, arribó personal de la Agencia del Ministerio Público, quienes tomaron conocimiento de los hechos, efectuando las indagaciones pertinentes para deslindar posibles responsabilidades, abriendo la carpeta de investigación correspondiente.

Por el momento la unidad del Servicio Médico Forense, se encargó de levantar el cuerpo para trasladarlo a la ciudad de San Miguel de Allende, donde se le practicará la necropsia que por ley corresponde, para conocer el motivo del fallecimiento.