La caravana de migrantes hondureños que intenta llegar a Estados Unidos derribó este viernes por la tarde vallas puestas por la policía de Guatemala en su zona fronteriza, y comenzó a cruzar el puente del lugar para intentar ingresar a territorio mexicano.
Alrededor de las 13:00 horas (tiempo del centro de México), los migrantes lograron abrir la reja en Tecún Umán, Guatemala, que les impedía el paso hacia Chiapas, México, y comenzaron a cruzar el puente que pasa por el Río Suchiate. Antes de abrieran la reja, mujeres y niños ya se estaban brincando.
Los migrantes centroamericanos buscan asilo en Estados Unidos, huyen de la violencia en su país y desean un mejor futuro en territorio estadounidense.
El secretario de Gobernación de México, Alfonso Navarrete Prida, señaló que los migrantes centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos a través de México, utilizan a mujeres y niños como carne de cañón.
El encargado de la política interior mexicana fue cuestionado sobre el posible uso de la fuerza contra los migrantes.
“Lo estamos valorando”, dijo al tiempo de señalar que “la policía jamás violentará a una mujer embarazada, a un niño”, a quienes utilizan como “carne de cañón”.