La situación con la caravana de inmigrantes hondureños sigue siendo tensa, pues se aquellas personas que buscan huir de la pobreza y la violencia se rehúsan a regresar a su país de origen.

Después de haber cruzado la frontera de Guatemala, las más de 6 mil personas se han quedado varados en dicho país, quienes han evitado el paso de camiones transportadores de alimentos e incluso gallinas, todos ellos han tenido que pasar dos días en las calles ya que los elementos de seguridad no permiten que avancen y han tratado de frenarlos con gas lacrimógeno.

Por otra parte, la situación se agrava debido a que los adultos y niños que pretenden llegar a Estados Unidos, ya presentan deshidratación y aseguran que la comía se les esta acabando, además, son varias las personas que son positivas a covid-19, por lo que se teme un brote entre el gran grupo de individuos.

No obstante, esta última situación, es la que impide que puedan avanzar y lograr su objetivo, pues la pandemia el coronavirus preocupa al igual que la crisis económica por la que están pasando los inmigrantes, ya que se presume que el paso del huracán iota y beta los ha dejado sin nada.