La sonda china Change 4 ha comenzado a realizar investigaciones científicas programadas por distintos países en la cara oculta de la Luna, a donde llegó con éxito por primera vez en la historia el pasado día 3.

La Administración Nacional del Espacio de China informó de que se han puesto en funcionamiento el detector de radiación de neutrones, diseñado por Alemania y a bordo del módulo lunar, así como el detector de átomos neutros, desarrollado por Suecia y que está a bordo del vehículo explorador.

La información que estos aparatos consigan recopilar se enviará a la Tierra a través del satélite Queqiao que actúa de pantalla entre la cara oculta de la Luna y los centros de control terrestres y será objeto de estudio de científicos tanto chinos como de otras nacionalidades.

Además, la Change 4 transporta un aparato de medición de radio de baja frecuencia desarrollado por científicos holandeses, así como una fuente de calor de radioisótopos, creado en colaboración entre China y Rusia.

Ésta última ayudará a que la sonda china soporte las frías noches lunares, de una duración de 14 días terrestres durante las que la temperatura puede caer hasta los -180 grados centígrados.

está compuesta por un módulo de alunizaje y un vehículo explorador, que ha sido bautizado Yutu 2 

La Change 4 tardó poco menos de un mes en llegar a su objetivo: fue lanzada el pasado 8 de diciembre, entrando en órbita lunar cuatro días después y efectuando su alunizaje el pasado días 3 a las 10:26 hora de China.

El programa Change comenzó con el lanzamiento de una primera sonda en 2007, y desde entonces se han llevado cuatro aparatos más al único satélite de la Tierra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here