Katy Perry está embarazada. Lo anunció ella, quien espera su primer hijo junto con Orlando Bloom, el actor norteamericano de 43 años que ya es padre de un niño de 9 años. “Hay muchas cosas que sucederán este verano, no solo daré a luz, literalmente, sino también figurativamente a algo que ustedes han estado esperando”, dijo, refiriéndose tanto al nacimiento de su hijo como a su próximo álbum, durante una transmisión en directo en su cuenta de Instagram.

“Estamos emocionados y felices”, dijo a sus fanáticos que seguían la emisión en vivo refiriéndose a Bloom y al próximo integrante de la familia. Ante sus seguidores -que no podían creer la inesperada noticia- Perry también habló sobre sus antojos durante el anhelado embarazo, y compartió: “Literalmente nunca me importó lo picante y ahora tengo que llevar la salsa Tabasco en mi bolso”. También reveló que se ha convertido en una gran cliente de Impossible Foods, una compañía que crea carne artificial y que es furor entre muchos norteamericanos.

 “Estás cordialmente invitado al estreno de #NeverWornWhite”, había escrito la mujer de 35 años en Instagram, junto con un adelanto de cuatro segundos de la nueva canción y video musical. La leyenda (que coincide con el título de la canción) aparentemente hace referencia a su boda con Russell Brand en 2010, donde vistió de gris y no de blanco, como suelen hacer las novias cuando contraen matrimonio. Su enlace con Bloom será luego de dar a luz. en una boda que será “íntima y pequeña”.