La diversión del tradicional Halloween se volvió realmente el día más tenebroso en Tokio, pues un joven de apenas 24 años de edad disfrazado del Joker, personaje de la película de Batman, hizo el 31 de octubre una noche espeluznante, al apuñalar a 17 personas en un vagón de tren.

El atacante no levantó sospechas sobre la agresión, a pesar de que traía un cuchillo en la mano, mientras que en la otra traía una botella de plástico, pues los pasajeros creyeron que era parte de su disfraz de Halloween, pero cuando menos se los esperaron el joven ataco sin piedad a alrededor de 20 pasajeros, además prendió fuego a los asientos de uno de los vagones.

En los videos recopilados en la internet se ve como la gente corre despavorida de vagón a vagón, huyendo del agresor, cuando ya había varios heridos.

El conductor del transporte recibió el reporte de que algo pasaba y se detuvo en la parada mas cercana, sin embargo, los tripulantes tuvieron que saltar por las ventanas, ya que tardaron en abrir las puertas.

El pánico volvía locos al grupo de personas, pero mientras esto pasaba, el Joker, identificado como Kyota Hattori, se encontraba tranquilamente, sentado con un apierna cruzada y fumándose un cigarrillo en lo que esperaba al policía quien no puso resistencia a su detención.

El atacante confesó a las autoridades que cometió el delito ya que el pretendía asesinar a alguien que lo sentenciaran a muerte por su acto.

Sin embargo, el saldo fue de 17 personas lesionadas, solo uno de gravedad.