Vuelven los señores de la guerra a controlar Estados Unidos. Dicen que cada nación tiene el gobierno que se merece y sí, es verdad, pero cada país es libre de autodestruirse y desaparecer de la faz de la tierra, quedar en la historia. Sin embargo, el problema con el estado profundo, el Deep State norteamericano, es que fundamentan su economía con guerras que destruyen otros países.

Después de cuatro años en que el vilipendiado presidente Donald Trump enfrentó esa maquinaria de guerra y no propició ninguna precisamente para demostrar que Estados Unidos sí podía dejar de masacrar naciones y regiones y dejar de matar a millones de inocentes. Se los dijeron, se los advirtieron, pero votaron por Joe Biden, experto en el derramamiento de sangre inocente.

Estados Unidos bombardeó este jueves supuestas posiciones de milicias proiraníes en Siria, el primer ataque ordenado por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, desde su llegada al poder, según informó el Pentágono. «Bajo la dirección del presidente (Joe) Biden, las fuerzas militares estadunidenses realizaron ataques aéreos contra la infraestructura utilizada por grupos de milicianos respaldados por Irán en el este de Siria.

La ofensiva fue autorizada en respuesta a los recientes ataques contra el personal estadunidense y de la Coalición en Irak, y a las continuas amenazas a ese personal. Nada más acuérdese que toda esta región del planeta ha sido destruida por la maquinaria de guerra estadounidense. El mismo gobierno creó a los grupos terroristas que ahora combaten, según ellos.

Joe Biden también amenaza con una gran conflagración mundial con China y Rusia, quienes ya levantaron la voz por las masacres orquestadas desde la Casa Blanca.

Donald Trump había negociado la paz en toda la región de medio oriente, el ex presidente enfrentó al estado profundo, a los señores de la guerra contra naciones indefensas y les puso un alto a las matanzas por 4 años, por eso Rusia y otras naciones han mostrado su rechazo total a la intención del gobierno de Biden de seguir aplastando países para saquearles sus recursos naturales.

Ya se sabía que Biden pondría al mundo al borde de una guerra nuclear de proporciones fin del mundo, hay que irse preparando.