Los cetáceos, el grupo que incluye a las ballenas y los delfines actuales, se originaron en el sur de Asia hace más de 50 millones de años de un pequeño antepasado de cuatro patas y pezuñas. Este animal era más parecido a un perro que a las magestuosas jorobadas que conocemos hoy en dia, y a medida que fue acercándose al agua, se asemejaba más a los cocodrilos que a cualquier mamífero conocido. Ahora, los investigadores han encontrado un nuevo eslabón en la evolución de esta extraña familia: una antigua ballena de cuatro patas con sus respectivas pezuñas que caminó por las costas de Perú hace 42,6 millones de años.

De acuerdo con el estudio publicado esta semana en la revista «Current Biology», la presencia de pequeños cascos en la punta de los dedos de las extremidades de la ballena hallada, así como su morfología de cadera y patas, sugieren que este animal podía caminar por la tierra. Y no solo eso, sino que también era un buen nadador, ya que las características anatómicas de la cola y los pies, incluidos los apéndices largos y probablemente palmeados, similares a una nutria, indican que también era un buen nadador.

«Este es el primer registro indiscutible de un esqueleto de ballena cuadrúpedo para todo el Océano Pacífico, probablemente el más antiguo de América y el más completo fuera de la India y Pakistán», afirma Olivier Lambert, del Real Instituto Belga de Ciencias Naturales y uno de los autores del estudio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here