Lo que era una noche apacible en la comunidad de San Antonio de Gallardo, en Celaya, se convirtió en momentos de dolor para una familia al ver a uno de sus miembros muerto en la calle Benito Juárez, persona que fue baleada ante la vista de quienes en ese momento se encontraban en el lugar.

Como en muchos de estos sucesos, la única información que hubo sobre la manera en que se desarrolló el ataque a mano armada fue que lo consumaron dos individuos transportados en una motocicleta, vehículo que les sirvió para escapar a toda velocidad.

Acorde con las primeras versiones del caso, las autoridades supieron que el hoy occiso caminaba por la calle cuando le salieron al paso los motociclistas y, casi sin detenerse, uno de ellos sacó una pistola para dispararle al menos en seis ocasiones a quemarropa.

El ruido de los balazos ocasionó que la gente corriera a guarecerse, en el ambiente solo se escuchó el ruido generado por el motor del vehículo en que se dieron a la fuga los autores del homicidio.

Tirado sobre el piso, la víctima falleció a los pocos segundos pues recibió disparos que afectaron órganos vitales y, ante la mirada de propios y extraños, pasó a mejor vida sin que nadie pudiese hacer algo para ayudarle.

Minutos después, arribó la policía municipal y una ambulancia al lugar del hecho, pero solo fue para corroborar el trágico suceso y confirmar que el agredido carecía de signos vitales, a su vez, los uniformados informaron a la Fiscalía Regional C y solicitaron la presencia de perito y agentes investigadores que se harán cargo del caso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here