Bien dicen que robarle un dulce a un niño es muy fácil, pero robarle la bicicleta a uno de la colonia El Cantar del municipio de Celaya, no fue tan fácil para un ladrón ya que, al verse descubierto, emprendió la graciosa huida corriendo a toda velocidad, pero no contaba con que una mujer lo perseguiría a bordo de una camioneta y lo atropellara, dejándolo malherido.
Este caso se suma a otros donde la ciudadanía, cansada de los robos y asaltos cometidos por sujetos sin escrúpulos, toman la justicia en sus manos y someten a los malandros para hacerlos objeto de castigos que van desde los golpes, a los cinturonazos y, como ahora, pasarles encima vehículos.
El caso relatado en esta ocasión inició la noche del domingo en la colonia El Cantar y concluyó en la San Francisco, según testigos presenciales, el delincuente corría a todo lo que daban sus piernas para escapar de la furia de un hombre que lo perseguía y una mujer al volante de una camioneta.
Poco antes, en calles de El Cantar, el perseguido intentó despojar de su bicicleta a un niño, pero lo sorprendieron y ahí empezó la carrera que terminó en las primeras calles de la San Francisco.
El relato de testigos precisó que a la conductora no le importó nada y echó encima del delincuente su unidad, tras el impacto, el malviviente quedó tirado bocabajo quejándose de dolor en la cadera, en cuya parte superior sufrió una herida cortante.
Ahí quedó hasta que arribaron paramédicos y lo trasladaron al hospital general para que recibiese atención médica, en tanto que los perseguidores quedaron en el anonimato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here