El índice de precios al consumidor de México se aceleró durante la primera mitad de agosto más de lo esperado, luego de que, en julio, la inflación se disparó a niveles no vistos desde el año 2000, este agosto ha superado las expectativas ubicándose en 8.62 a tasa interanual, y casi el triple de la meta permanente de Banco de México de un 3% +/- un punto porcentual. Este aumento ha superado todas las expectativas del mercado, apenas el mes pasado citibanamex anunció que no iría más allá del 8.52%.

De acuerdo a Gabriela Siller, directora de análisis del local Banco Base, “es evidente que continúan las presiones inflacionarias y que en México la inflación no ha tocado un pico».

Los productos que ya reflejan esta subida en la inflación son: “cebolla; servicios en loncherías, fondas, torterías y taquerías; tortilla de maíz; colegiaturas en la universidad; otros alimentos cocinados; vivienda propia; refrescos envasados; papa y otros tubérculos; leche pasteurizada y fresca; y colegiatura en preparatoria”.

despirta guanjuato