Al final de la primera quincena del mes de julio, el índice Nacional de Precios al consumidor aumentó 0,43% respecto a la quincena pasada, superando las expectativas de los economistas. Desde 1998, no se tenía una tasa de referencia peor para este periodo.

La inflación, es decir el aumento de precios, se ubicó en 8.16%, por encima del 1.12% que estimaban los economistas, apenas el mes pasado, Banxico había recortado el pronóstico de crecimiento para 2022 de 2.4 al 2.2 por ciento.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía, la principal razón del aumento del índice, fue el incremento en los precios de bebidas, alimentos y tabaco, rubro que tuvo una variación anual del 11.95%, respecto al mismo periodo del año pasado.

Durante la mañanera de este viernes, el presidente López Obrador, defendió el subsidio de su gobierno a la gasolina, mencionó que es gracias a eso que, en sus palabras, los precios no se han disparado, y confía en que para finales de año, el país controle la inflación.

Entre los productos y servicios con mayor aumento están: “el huevo, la papa, la naranja, la cebolla, la electricidad, los servicios turísticos y el transporte aéreo”.

Apenas en junio, Banxico había aplicado un histórico incremento de 75 puntos básicos a la tasa de interés referencial, con la advertencia, de que seguiría subiendo.

Se espera que el próximo 11 de agosto, se realice la próxima reunión política monetaria.

despirta guanjuato