Ahora en la capital de estado encuentran una fosa clandestina, con restos de quienes probablemente eran guanajuatenses.

Guanajuato ya no es esa isla apartada de atrocidades, la ola decadente de la delincuencia ha llegado a socavar la tranquilidad y rutina de los capitalinos, que ahora tienen que vivir con el miedo constante.

No es la primera vez, se trata de la tercera fosa que se localiza en la ciudad en 2 años.

Dos cuerpos, hombre y mujer, fueron descubiertos la noche de este miércoles en las inmediaciones del cerro de la Garrapata y Sagrado Corazón. Se encontraban enterrados en una fosa.

Justo al día siguiente de ver a un presidente municipal enfurecer y hacerse el contenido ante preguntas de los medios de comunicación sobre el tema de inseguridad, y defender la estrategia de su secretario de seguridad ciudadana, se encuentra la tercera fosa clandestina en la capital, como si la realidad le soltara una bofetada.