Una tragedia familiar se registró en el poblado de Azafrán en Aculco, Estado de México, cuando hallaron muertos a una pareja y a su hija, en donde, al parecer,  el Covid, fue cómplice del delito cometido por el padre.

Alejandra de 34 años y Flor de 12, fueron quienes, tras dar positivas a coronavirus, fueron asesinadas a manos de Pedro Bonifacio de 43 años, mismo que después se suicido.

El hecho fue alertado por los familiares de los ahora occisos, pues llegaron a su domicilio para visitarlos y se encontraron con los cuerpos sin vida. 

De manera preliminar contaron los vecinos que la pareja un día antes habían discutido, porque el padre tomaba mucho y el domingo 17 de octubre, el día del hecho también había llegado alcoholizada y tras darse cuenta de que su esposa e hijas estaban infectadas del virus las degolló y luego él se colgó de utilizando un columpio que tenían en su hogar.

En el lugar, las autoridades hallaron medicamentos, las pruebas positivas de sarcov2, por lo que se inició una investigación del hecho.