Los hechos fueron reportados por vecinos quienes pidieron la ayuda médica mediante la cabina de emergencias 911, mencionando de que en la calle Canadá casi esquina con Michoacán, dentro de una casa se encontraba un hombre gravemente herido, por lo que se trasladaron paramédicos de la Cruz Roja, quienes al llegar y revisar al hombre, se percataron de que ya no contaba con signos vitales, por lo que dieron parte a las autoridades ministeriales para que comenzaran con las investigaciones y se hicieran cargo del hecho.

Policías municipales arribaron al lugar para delimitar la zona y ahuyentaron a toda la gente que se encontraba en la calle, pues los vecinos disfrutaban de un baile sonidero como parte de la fiesta patronal en honor a la Virgen de Guadalupe.

Peritos de la procuraduría general de justicia recabaron toda evidencia que permita esclarecer la mecánica de los hechos.

Vecinos de la zona, argumentaron que el ahora occiso, tenía pocos días de haber llegado a vivir ahí, y le decían “El Cesar”, aunque no saben si ese sea su nombre o solo un apodo. Además de desconocer quien pudo haber asesinado al hombre, puesto que todos estaban disfrutando de la fiesta.

Tras finalizar las indagatorias en la zona, el cuerpo fue levantado y trasladado al semefo, donde se le practicará la necropsia de ley, a fin de conocer la verdadera causa de muerte, así como la identidad oficial del fallecido.