Hasta dueño de equipos de fútbol resulto ser el chapo Guzman quien en el juicio en su contra, fue señalado por haber comprado varios equipos entre ellos, algunos de Guanajuato.

Un nuevo testigo protegido por Estados Unidos, declaró en contra del narcotraficante y líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán, en donde se dio a conocer la adquisición de equipos de futbol en México.

Se trata Tirso Martínez Sánchez, alias El futbolista, quien dijo ser socio de Guzmán Loera, ya que de 1995 a 2003 se encargó de administrar las rutas de la droga para el Cártel de Sinaloa y de Juárez.

Durante su declaración, El futbolista, detalló que por su afición al deporte del balompié llegó a comprar los equipos de Celaya, Irapuato, Querétaro, Venados de Yucatán y Reboceros de la Piedad.

Cuestionado por uno de los abogados defensores de Guzmán, Martínez precisó que el capo adquirió el equipo Venados de Yucatán por un valor de 600.000 y 700.000 dólares, mientras que el de Reboceros de la Piedad, por un monto de 2.2 millones de dólares. Y en 2004 vendió el equipo de La Piedad en 10 millones de dólares. Y luego de liquidar a jugadores y empleados, Martínez logró  una ganancia neta de cuatro millones de dólares.

En general, por la compra y venta de los equipos de futbol, y las actividades de narcotráfico, logró obtener ingresos brutos por entre 40 y 50 millones de dólares en solo tres años.

Tirso Martínez Sánchez, fue arrestado en 2014 en México, y fue extraditado un año después  a Estados Unidos, donde se declaró culpable por delitos que podrían significarle una pena máxima de cadena perpetua y una mínima de 10 años de prisión. Pero al ser colaborador de la Fiscalía, Martínez podría recibir una condena reducida y una multa de dos millones de pesos.

despirta guanjuato