Pobladores de la comunidad de Obrajuelo convierten dos hectáreas en un foco de infección, al tirar restos de animales, entre perros, gatos y hasta animales vacunos.

Es triste ver cómo nos hemos deshumanizado a tal grado que no respetamos a ningún ser vivo. En el municipio de Acámbaro los ciudadanos de la comunidad de Obrajuelo y sus alrededores, ya han tomado un terreno como botadero de animales muertos.

Después de que los dueños de lo que aproximadamente son dos hectáreas quedara en el abandono, al no poderse cultivar, porque la tierra es muy árida, se comenzó a utilizar como tiradero de animales muertos, entre gatos y perros, eran abandonados en el sitio cuando estos dejaban de existir, el problema se acrecentó cuando ganaderos de los alrededores se les enferma un animal, lo boten a su suerte en esta zona, para evitar que sus demás animales se enfermen, o hasta directamente tirar los restos del cuerpo del  ganado, entre vacas y cerdos.

Esto ha generado malos olores en la zona, autoridades de salubridad ya están revisando las hectáreas, para determinar si es un riesgo para la salud de los pobladores, pues debido a los fétidos olores y la ola de calor, pueda provocar infecciones leves o hasta una epidemia.

Al igual que se está revisando, porque se ha permitido que el problema llegara tan grande y no se sanciono a los habitantes y ganaderos, que descaradamente hacen esto sin medir las consecuencias.

despirta guanjuato