El hallazgo de estos dos cuerpos  fueron por campesinos que comenzaban sus labores en esta zona, de inmediato llamaron a sistema de emergencia explicando lo que habían visto en ese lugar.

Los cuerpos fueron encontrados entre un sembradío de maíz, las dos victimas estaban amarradas de las manos y presentabas huellas de tortura.

De inmediato llegaron elementos de la policía y el servicio de medico forense de la ciudad de Irapuato, para acordonar el lugar, levantar a los dos cuerpos trasladarlos y realizarles la necropsia.

Por el momento no se sabe su identificación  de ninguno de los asesinados, ni las causas de su muerte.

despirta guanjuato