Alejandra Gutiérrez Campos, del PAN, hablo para defender la solicitud del gobernador, pues dijo que los recursos serán para la seguridad y procuración de justicia, para la obra pública, educación, lo cual dijo, reactivara la economía de los guanajuatenses.

Para hablar en contra, Raúl Humberto Márquez Albo, de MORENA, tomo la tribuna, dijo que con la contratación de la nueva deuda que adquiere el gobierno del estado por 5 mil 300 millones de pesos, se estima que se pagarían intereses por 2 mil 500 millones de pesos, en los próximos 15 años, aunado al capital, señalo que se estarían pagando casi 8 mil millones de pesos.

Guadalupe Vera Hernández, del PAN, defendió la solicitud de crédito, al argumentar que uno de los principales motores de la economía, es la obra pública, pues se crean nuevos empleos y un ciclo de inversiones y crecimiento económico en los municipios del estado.

María Magdalena Rosales, de MORENA, hablo en contra del dictamen, pues expreso que la solicitud no tiene un análisis, que muestre a detalle en que se va a gastar el recurso solicitado, por lo que considero innecesario el endeudamiento que tendrán que pagar todos los guanajuatenses, al existir opacidad y discrecionalidad en el manejo de la deuda.

Finalmente, la solicitud de crédito del gobernador, por 5 mil 350 millones de pesos se hizo realidad, al aprobarse con mayoría de votos, del PAN, PRI, PRD, PVEM, Movimiento ciudadano, Nueva Alianza, un voto a favor de Guadalupe Salas Bustamante de MORENA, y cuatro en contra de Movimiento de Regeneración Nacional.

despirta guanjuato