La sonda Hayabusa 2, que se encontraba desde hace varios meses orbitando a 20 kilómetros del asteroide Ryuguu, depositó dos pequeñas naves en la superficie de este cuerpo celeste, con la intención de recoger muestras y analizar la composición química del suelo.

Dichas máquinas espaciales, que llevan el nombre de Minerva 2, aterrizaron con éxito en la superficie de este astro y actualmente se encuentran recopilando información y enviando fotografías de su exploración.

Minerva 2 tiene el aspecto de una lata de comida y es el primer rover del mundo, es decir, el primer robot de exploración en movimiento, que salió a la superficie de un asteroide.

Asimismo, es la primera vez que un artefacto de su clase logra moverse de forma autónoma en la superficie y realizar capturas de sus exploraciones.
De esta manera, se convirtió en el primer objeto creado por el hombre para explorar el movimiento en la superficie del asteroide según informa la JAXA en su página oficial.

Otro gran logro conseguido es que dos máquinas se operen al mismo tiempo.

Las imágenes enviadas por estos dos rover muestran en una toma borrosa a la sonda Hayabusa 2, de la cual partieron.
La falta de nitidez en la fotografía se debe a que Minerva 2 captó la imagen mientras se dirigía a Ryuguu.

Desde el pasado 29 de agosto, la agencia aeroespacial nipona informó en sus redes sociales que la sonda Hayabusa 2 se encontraba ya en órbita con el asteroide Ryuguu, después de realizar un viaje que duró más de tres años