Una pequeña tuvo que nacer en un automovil luego de que a la madre le fuera negada la atencion medica en un hospital de Magdalena, Sonora, Dalia de Valdivia es el nombre d ela madre que tuvo que regresar a la institucion medica ya que la pequeña presentaba problemas de bronquitis, por lo que se le tuvo colocar  un garrafón de agua como casco cefálico neonatal situacion que indigno a los padres y sobre todo a la abuela quien denuncio el caso mediante redes sociales.

La señora Noemi Hernández de Valdivia, abuela de la niña, denunció el hecho a través de su cuenta de Facebook con una carta dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador, a la gobernadora Claudia Pavlovich y al secretario de Salud de Sonora Enrique Clausen Iberri.  Informando que, su hijo José Luis Valdivia y su nuera Dalia de Valdivia se dirigieron al Centro de Salud de Magdalena de Kino, Sonora. Ella iba con labor de parto, así que llegaron a pedir la intervención médica en urgencias.

«Para sorpresa y desesperación de mis hijos, una mujer, que estaba ahí en urgencias, al parecer recepcionista le dijo que no la podía aceptar porque no había cupo. Ellos son una familia que cuenta con el Seguro Popular, así que iban en la confianza que da oír en cada discurso de políticos y funcionarios, qué hay voluntad y disposición para que una mujer embarazada cuente con inmediata y buena atención médica», explicó. 

«Mi hijo le pidió a la mencionada señora que por favor hiciera algo porque su bebé estaba por nacer, pero de nuevo fue rechazado con toda la frialdad el mundo y le dijo que no era su problema, que no había cupo ni camas. Mi hijo les pidió que aunque sea la revisaran, pero también se negaron», afirmó. 

La pareja salió del centro médico y abordaron su auto para dirigirse a su domicilio, pero la bebé nació a mitad del trayecto.

Por lo que nuevamente se dirigieron al Centro de salud dispuestos a todo para que las atendieran y al verles las ingresaron, cuando ya la niña iba con tan baja temperatura que tuvieron que meterla a la incubadora, desarrollando un cuadro como de neumonía y con un quejido y flemas que según los médicos podía ser agua en sus pulmones. La niña nació respirando bien y llorando bien y seguramente fue la baja temperatura ambiental que sacudió su salud por tan repentino cambio». 

En su escrito menciona que aumentó su indignación cuando su nuera entró a atención médica y había más de dos camas desocupadas y bien tendidas en urgencias, también varias desocupadas en los cuartos, por lo que preguntó: «¿Cuál es la razón de rechazar a una mujer a punto de dar a luz en este Centro de Salud de Magdalena?». «Verdaderamente es una tristeza que pase esto y una ciudad que gasta recursos para titularse de pueblo mágico y ni siquiera cuenten con los recursos humanos, menos tecnológicos para estas urgencias. Pues como verán en las fotos que adjunto un total atraso en el equipo», expuso. 

«Esperamos que no hayan pasado la cuenta al Seguro Popular como si verdaderamente hubieran atendido el parto, ¡ya sería el colmo!». 

La Gobernadora Claudia Pavlovich anunció el despido de la directora del Hospital Comunitario de Magdalena de Kino que negó la atención médica a una mujer a punto de dar a luz.

Pavlovich señaló que dio instrucciones de que se revise el equipamiento de todos los centros de salud y hospitales de Sonora para dar un seguimiento y evitar que se repita un suceso similar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here