Los vecinos alertaron a las autoridades tras escuchar como la pequeña lloraba. Al llegar la policía tuvieron que romper la puerta, pues llamaban y nadie les abrió la puerta.

Al entrar las autoridades encontraron a la niña asustada y no hablaba. La encontraron con signos de anorexia y una joya encarnada en la piel del cuello. También sospechan que tenía piojos. La menor fue trasladada de inmediato a cuidados intensivos de un hospital.

La madre ya fue detenida, y se le acusa de intento de asesinato.

Los vecinos contaron que la mamá de la menor causaba una impresión normal. Y aseguraban que la imagen de la madre no cuadra con lo que encontraron dentro del departamento.

También contaron que veían frecuentemente a la pequeña hasta que cumplió dos años. Sin embargo, en los últimos 3 años nadie la había visto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here