Se trata de un fraccionamiento ubicado al sur de la capital de Guanajuato donde en escasos años de existencia  se han documentado decenas de quejas de habitantes molestos con la calidad y la construcción de sus viviendas, cuyos costos rondan desde el medio millón al millón y medio de pesos.

Aunado a esto a finales del mes de enero de este año un particular llamado Alejandro Vera Aceves presuntamente gano un juicio contra manantial y SIMAPAG por haber construido el drenaje sobre su terreno sin permiso… el particular destruyo y enterró el drenaje, provocando una verdadera crisis en el fraccionamiento el Manantial que nunca les fue mencionada a los habitantes por parte de constructora GUIAR.

Que en lugar de eso decidió desconocemos si con permiso de las autoridades abrir un registro y dejar fluir las aguas negras a cielo abierto directo a  un arroyo de agua de Manantial, y luego a un caudal que alimenta la presa de la Purísima. Uno de los principales vasos captadores de la entidad.

El representante de la comunidad Paso de Perules, el licenciado Emilio Cano ha denunciado el engaño y el embuste del que son víctimas las personas que compran su casa en el manantial.

Sin embargo esta constructora llamada GUIAR sigue ofreciendo viviendas en el mejor lugar para vivir, un lugar sin drenaje, con casas defectuosas un lugar que asesina a la naturaleza de su entorno mientras riega con agua potable un parque lineal que supimos de buena fuente consume cerca de 60 mil pesos al mes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here