Fue cerca de las 10 de la mañana del viernes que pobladores reportaron ante la cabina de emergencias que en un tiradero de llantas habían visto un bulto extraño envuelto en bolsas negras y esponja, por lo que decidieron hacer el llamado.

Hasta el sitio se movilizaron elementos de Policía Municipal, quienes al arribar , comprobaron de que se trataba del cadáver de un hombre el cual presentaba huellas de violencia.

El área del hallazgo fue delimitada por los uniformados, apoyados por policía ministerial que posteriormente llego, en tanto agentes de la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios quienes se encargarían de la recolección de evidencias que pudieron dejar los victimarios.

Posterior a finalizar con las investigaciones de campo correspondientes se ordeno el levantamiento del cadáver para que fuera llevado hasta las instalaciones del Servicio Medico Forense, donde será sometido a las pruebas periciales de que marca la ley, que ayuden a esclarecer el móvil y la mecánica del crimen, así como poder determinara la identidad del fallecido.