Los hechos  ocurrieron cuando Eduardo salía de su domicilio ubicado en la calle Ojinaga, los hombres que asesinaron al occiso viajaban en  una camioneta, y al ver que el Turco salía de su hogar le dispararon sin piedad y huyeron del lugar sin dejar rastro. 

Habitantes de la colonia se percataron de los disparos, y reportaron al 911 que en la calle Ojinaga se habían escuchado denotaciones por arma de fuego.

Elementos de la secretaria de la Seguridad Ciudadana confirmaron el reporte y de inmediato pidieron apoyo de cuerpos de auxilio.

Paramédicos trasladaron a Eduardo en estado de gravedad, al llegar al Hospital lo atendieron pero lamentablemente no pudieron salvarle la vida.

Efectivos de seguridad acordonaron la calle,  peritos y agentes de Fiscalía  General de Justicia del Estado comenzaron con las investigaciones y poder ubicar a los presuntos responsables del homicidio   

despirta guanjuato