El sistema de justicia de Guanajuato es sólido y es una fortaleza del estado que siempre debe estar en proceso de mejora continua para garantizar la confianza de los ciudadanos en las instituciones, aseguró Luis Felipe Guerrero Agripino, rector general de la Universidad de Guanajuato.

Considera que el sistema de justicia en Guanajuato no está en crisis. Recordó que ha habido varias reformas constitucionales y de procedimientos, y que lo que sucede en la actualidad es un proceso de adaptación donde las instituciones necesitan tiempo y sincronía para lograr que los ciudadanos vuelvan a tener confianza en la impartición de justicia.

Al preguntarle sobre el caso del homicidio de Ludwin Coronado y la liberación de los señalados como culpables, evitó emitir un juicio sobre un caso en particular sin conocer el detalle del proceso y la carpeta de investigación.

Recalcó que los jueces aplican la ley, aplican el marco legal, no lo construyen, el modelo es así, los jueces no pueden ir más allá y merecen todo nuestro respeto.

Recordó que en la reforma del 2008 se modificó el marco legal para garantizar la presunción de inocencia y que los inculpados, en su mayoría, puedan llevar su proceso en libertad.

despirta guanjuato