Un par de trabajadores chinos salvaron la vida de una niña de tan solo dos años que se lanzo desde un cuarto piso, gracias a que estas personas reaccionaron de manera inmediata, fue que la pequeña pudo salvar la vida

El incidente se registro en la localidad de Liushi, en la provincia suroriental de Zhejiang, y según declararon testigos cuando la niña, despertó y se percato de que estaba sola, comenzó a buscarlos. La abuela que se había quedado a cargo del cuidado de la niña, aprovecho que eta se durmió para salir de casa y hacer algunos pendientes.

La niña en la desesperada búsqueda de sus familiares se asomo a la ventada del 4to piso de los departamentos donde vive y cayó desde una altura de 18 metros. Para su fortuna, dos trabajadores de una fábrica aledaña vieron cómo se precipitaba por la ventana y corrieron para evitar que la niña terminara precipitada en el suelo.

Con sus brazos lograron amortiguar la caída y la niña solo sufrió algunas golpes menores y raspaduras. En tanto sus salvadores, sin embargo, tuvieron que lamentar fracturas de brazo y de muñeca.

Uno de los trabajadores, Yun Runsheng, recuerda qué le pasó por la cabeza en los breves instantes que mediaban entre la vida y la muerte de la pequeña: «Entonces pensé: ‘Si no llego a tiempo lo lamentaré toda mi vida'».

Los hombres, de 49 y 57 años, fueron condecorados por su valentía y premiados con 6.000 yuanes y la madre otros 2000 yuanes, un total de 21,908 pesos mexicanos aproximadamente.

La mujer dijo que siempre les estará agradecida y anotó sus direcciones para que su hija, cuando sea mayor, los pueda visitar y agradecerles haberla salvado.