El nerviosismo de una mujer de la tercera edad, al notar la presencia de Policías Municipales, llamo la atención de los uniformados, quienes sin esperar lo que pasaría, decidieron bajar la velocidad de la unidad, y preguntarle si todo estaba bien o si necesitaba ayuda.

Ana María de 61 años, como fue identificada la mujer, cuando vio a los elementos en la Colonia Vista Hermosa, en la Ciudad de León, esta se cambio de banqueta, pero estos la siguieron y la abordaron, para asegurarse que se encontrara bien, preguntándole cual era su destino, la dama comenzó a ponerse cada vez más nerviosa y les dijo que vivía en la colonia Cima Diamante, la cual esta retirada del lugar donde se encontraban.

Los elementos notaban algo raro en la señora, y esta no podía explicar por que se encontraba tan lejos de casa, así que decidieron hacerle una revisión de rutina.

Cual fue su sorpresa que la pequeña viejecita, no estaba tan desprotegida como ellos pensaban, pues en el interior de su bolsa portaba dos armas de fuego y cartuchos útiles, una pistola semi automática calibre .9 mm; la segunda un revolver también ambas con sus respectivas balas.

Al no poder demostrar la procedencia legal de las armas o un permiso, los elementos castrenses, procedieron a llevarla a disposición del Juez calificador, y después ser llevada a las autoridades competentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here