Dice el imaginario popular que el tiempo en México es cuántico, y que frases como “en un ratito” pueden flexionar el espacio-tiempo para significar 1 minuto, 1 hora, 1 año o nunca darse el ratito.

Guanajuato no podía quedarse atrás, y es que, para evitarnos complicaciones con el horario de verano e invierno, el reloj del Mercado Hidalgo ya trae los dos horarios incluidos en dos de las caras que se pueden ver desde la calle Juárez.

Aquí no nos andamos con adelantar y retrasar las manecillas, el reloj de la casa Borell de Francia, instalado en el Mercado Hidalgo a principios del siglo XX, en la actualidad marca dos distintas horas, separadas por una, lo que sería el equivalente de los dos horarios del año en una sola exhibición.

Quizás las nuevas generaciones que ya no saben leer las manecillas de un reloj no se han percatado de la situación que tiene al menos dos semanas de que la detectamos, hoy sigue igual. Quizás haya una buena explicación al respecto, sin embargo, a golpe de vista a cualquiera que se guíe por ese reloj le puede generar una confusión.

Imágenes de Víctor García, informó Deneck Inzunza.

despirta guanjuato