Se ve inofensivo, niños en una bicibletada, pero estos son los momentos previos a una protesta antigubernamental en Arabia Saudita en el año 2011, En este país esta prohibido manifestarse contra el gobierno.

El niño Murtaja Qureiris con apenas 10 años de edad y megafono en mano, lanzo una suplica “ el pueblo reclama derechos humanos”, acto que lo mantubo 4 largos años en prision, sin ser acusado.

Cuendo finalmente levantaron cargo el adolecente fue acusado de ser miembro de una organización terrorista.

Ahora, recien cumplida la mayoria de edad, se enfrenta la Pena capital con la peticion de que si cuerpo sea sometido a la crucifixion publica y desmembracion.

Qureiris es de familia chihista, una familia que tiene antecedentes de manifestarse contra el gobierno, el hermano del joven fue asecinado por las fuerzas saudies en un acto de campaña, parte de los cargos de Qureiris es haber asistido al funeral del su hermano ya que el gobierno dice que se combirtio en una marcha contra la familia real en ese momento el pequeño tenia solo 11 años.

Murtaja se ha convertido en el enésimo icono del calvario que sufren quienes desafían a la monarquía saudí del príncipe heredero Mohamed bin Salman.

¡

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here