El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insistió el martes en que el acuerdo migratorio con México, que se firmó el viernes, incluye más de lo que se ha anunciado y agitó unas hojas de papel frente a periodistas como prueba.

Trump no mostró el documento ni ofreció ningún detalle, pero una fotografía del documento plegado permitió a reporteros leer algunas partes.

El acuerdo incluye un plan regional de asilo y el compromiso de México de revisar, y posiblemente cambiar, sus leyes, según la copia.

El texto habla de “un enfoque regional para compartir la carga en relación con el procesamiento de las solicitudes de estatus de refugiado de los migrantes”.

Trump le dijo a periodistas que dejaría que México lo anuncie en el momento adecuado. pero que entra en vigencia cuando el lo elija.

El presidente estadounidense había dicho el lunes que México pronto divulgaría parte del acuerdo sin ofrecer detalles.

Al anunciar detalles no divulgados previamente, las autoridades mexicanas dijeron que tenían 45 días para demostrar que los esfuerzos eran eficaces para reducir los flujos de migrantes, sino tendrían que conversar sobre más medidas con Estados Unidos.

Washington quiere que se declare a México como un tercer país seguro, en el que los solicitantes de asilo podrían estar en lugar de Estados Unidos, una demanda que la nación latinoamericana ha rechazado durante mucho tiempo.

El ministro de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, dijo que cualquier acuerdo de ese tipo debería compartir la carga de asilo con otros países latinoamericanos.

El acuerdo evitó que Estados Unidos subiera un 5% los aranceles de importación a todos los productos mexicanos, una medida que Trump había prometido imponer a menos que México colaborara para frenar la migración.

Trump hizo de la reducción de la inmigración ilegal un tema central de su campaña electoral de 2016, pero sus esfuerzos por sacar adelante esa política se han visto frustrados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here