El nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden marcó la diferencia el día de la toma de posesión, pues en el día uno como mandatario de dicha nación, se dio a la tarea de trabajar por los problemas sociales y firmó 17 decretos para revertir algunas políticas que caracterizaron a su predecesor, Donald Trump.

 Entre los acuerdos que se firmaron esta el tratado de parís, el cual tiene que ver con los cambios climáticos y acciones relacionadas, por otra parte, también autorizó la cancelación del oleoducto de Keystone, éste transportaría millones de galones de petróleo de Canadá a Estados unidos.

Además, firmó un acuerdo par pausar la construcción del muro fronterizo que divide México y Estados Unidos, y apoyo con el programa DACA para indocumentados, otro más, fue un tratado para expandir la diversidad y la participación de minorías en el gobierno federal basada en la orientación sexual.

Asimismo, se enfocó en el problema que afecta a todo el mundo, pero principalmente a su país, la pandemia del coronavirus, siendo que una de las medidas obligadas es el utilizar mascarilla en las instalaciones federales, transportes interestatales y funcionarios del gobierno central, también inició un reto de 100 de uso de cubrebocas para evitar contagios.

Joe Biden, también dio a conocer que se congelaron a implementaciones de todas las decisiones que Trump tomó de último minuto a fin de ser revisadas con detalle.