En conferencia de prensa matutina explicó que se trata de hospitales creados hace 40 años y de los que dependen alrededor de 3 mil 500 unidades médicas ubicadas en las comunidades más pobres y marginadas del país.

Adelantó que se reunirá con médicos, auxiliares, enfermeros y trabajadores de la salud de 80 hospitales con miras a fortalecer el sector salud.

La meta, dijo, es optimizar el funcionamiento del IMSS e ISSSTE para los derechohabientes y que el Instituto de la Salud para el Bienestar, que ya se creó, atienda a toda la población que no cuenta con seguridad social.

“Reformar todo este sistema de salud pública requerirá de una atención especial (…) nos dedicaremos a este propósito. Iniciaremos con énfasis en la medicina preventiva y reforzaremos desde abajo todo el sistema”, explicó.

Agregó que el gobierno federal, a través de la Secretaría de Salud, busca articular el sistema de salud a partir de acuerdos con los gobernadores, además de terminar con la corrupción en la compra de medicamentos.

“La Secretaría de Salud se quedó hueca, tiene siete hospitales y la mayoría están en la Ciudad de México porque se transfirieron los servicios de salud a los estados. (…) Es un sistema desarticulado, con mucha corrupción, sobre todo en la compra de medicamentos. En general gobiernos estatales, ISSSTE, Seguro Social y Secretaría de Salud, compraron el año pasado 90 mil millones de pesos en medicamentos y el principal problema es el desabasto de medicamentos por la corrupción que imperaba”, abundó.

El presidente destacó que hasta este día ha cumplido 78 compromisos de los 100 que planteó el 1 de diciembre en el Zócalo. Reiteró que este año quedarán sentadas las bases para la transformación de México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here