El Museo Nacional de Brasil informó el martes que recuperó 200 piezas de su colección de Egipto luego de un devastador incendio en septiembre del año pasado. El acervo contaba con 700 objetos y era el más grande de Latinoamérica antes del fuego.

Entre los artefactos recuperados hay estatuas, vasijas y amuletos que estaban dentro del cofre de una momia y no habían visto la luz del día desde que la momia fue enterrada alrededor del año 750 AC.

El director del museo, Alexander Kellner, comentó a los reporteros que las labores de recuperación se realizan con fondos proporcionados por el gobierno de Alemania, una campaña de recaudación por internet y una asignación del gobierno brasileño anterior.

Indicó que el nuevo gobierno del presidente Jair Bolsonaro no ha destinado dinero para el museo y que las labores de recuperación pronto se quedarán sin fondos.

“Vean, todo eso se va a acabar, no hay manera de que podamos continuar”, comentó Kellner.

El museo nacional depende de los fondos suministrados por el Ministerio de Educación y Kellner dijo que no han podido contactar a los funcionarios de la dependencia.

“Necesitamos tener un contacto directo con el ministerio”, dijo. “Sin el Ministerio de Educación, no podremos tener otro museo nacional”.

El ministerio no ha contestado a solicitudes en busca de comentarios.

El museo operaba con una fracción del presupuesto que las autoridades dijeron que necesitaban cuando el incendio arrasó con la mayoría de sus artefactos. Entre 2015 y 2017, el museo sólo gastó 4.000 dólares en equipo de seguridad, de acuerdo con un grupo sin fines de lucro que monitorea el gasto público.

En total, el museo ha recuperado únicamente 2.700 artefactos de los más de 20 millones que tenía antes del incendio, comentaron las autoridades.

Una investigación reveló que el incendio fue causado por un aire acondicionado que no se instaló de la manera correcta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here