Su nombre era Carlos Antuan de 30 años, con domicilio en la colonia Chapalita.

Actualmente se encontraba desempleado y a decir de los familiares que lo identificaron, presentaba algunas adicciones.

Su cadáver fue localizado la mañana del martes 13 de febrero en una finca abandonada que se ubica sobre la calle Ejercito Nacional y el cruce de Sindicato Obrero.

Se presume el homicidio fue cometido durante la noche ya que vecinos escucharon disparos pero no les dieron importancia hasta que la mañana fue descubierta por transeúntes que se percataron de un olor que salía de la finca y al revisar encontraron el cuerpo.

El último día que lo vieron fue la tarde del lunes, desconociendo su rumbo o señalar amenazas previas, por lo que hasta el momento se desconoce el móvil de este crimen.

La causa de la muerte de Carlos fue por una herida por proyectil disparado por arma de fuego perforante en la sección medular.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here