El gobierno del estado mexicano de Veracruz presentó una denuncia ante la fiscalía federal contra el fiscal de su propio estado, Jorge Winckler, por obstrucción a la justicia, informó el martes la secretaría de Seguridad Pública veracruzana en un comunicado.

Según el secretario de gobierno, Eric Patrocinio Cisneros, el fiscal tuvo “escondidas más de 150 órdenes de aprehensión”, entre ellas de algunas de delincuentes de alto impacto que ante la inacción de la justicia disfrutaron de “total impunidad”.

La denuncia fue por su “probable participación en la constitución de delitos que tienen que ver con la procuración y administración de justicia”, agrega la nota.

Winckler fue designado fiscal de ese estado del golfo de Mexico en diciembre de 2016, cuando era gobernador Miguel Ángel Yunes, del derechista Partido de Acción Nacional. Su nombramiento, por un periodo de nueve años, fue aprobado por el parlamento veracruzano.

En abril de 2017 fue detenido en Guatemala el exgobernador el entonces partido oficialista, Javier Duarte, actualmente en proceso por diversos delitos de corrupción y delincuencia organizada, y aunque la captura fue obra de autoridades federales, tanto Yunes como Winckler se han jactado de haber colaborado en el procesamiento del exgobernador.

A principios de 2018 su departamento inició un proceso contra varios exjefes de la policía de Veracruz acusados de crear unidades que, entre 2013 y 2014 –con Duarte como gobernador–, emplearon tácticas de guerra sucia para secuestrar, matar y hacer desaparecer a por lo menos 15 personas, en su mayoría jóvenes, sospechosos de ser informantes de los cárteles del narcotráfico.

Su trayectoria, sin embargo, también ha estado plagada de críticos y el actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha sido uno de ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here