Este viernes, el gobierno británico firmó el decreto que permite la extradición de Julian Assange, fundador de wikileaks, a partir del cual puede ser extraditado a Estados Unidos, donde enfrenta cargos por: “una fuga masiva de documentos confidenciales”, además de 17 cargos de espionaje y un cargo de uso indebido de computadoras.

Fue en abril, que el gobierno británico formalizó la orden de extradición, pero era necesario que la ministra de Interior británica, Priti Patel, firmara el decreto.

Julian Assange creó Wikileaks en 2006, a partir del 2010, a través de esta web, difundió mas de 700 mil documentos militares y diplomáticos secretos, parte de la denuncia en su contra es que la información divulgada representó un peligro de seguridad nacional.

El activista fue detenido y encarcelado en 2019, en la prisión británica de alta seguridad de Belmarsh, cuando vivía dentro de la embajada ecuatoriana, anteriormente, el entonces presidente de Ecuador, Rafael Correa, le ofreció inmunidad diplomática, hasta que su sucesor en la presidencia, Lenín Moreno, le quitó la protección, permitiendo que la policía lo arrestara.

Para la secretaria general de Amnistía, la extradición de Assange representa ponerlo: “en un gran peligro y enviaría un mensaje aterrador a los periodistas del mundo entero”.

el presidente de México, mencionó apenas el mes pasado que México podría dar asilo político al activista australiano, también a su familia y abogados, ya que era “un perseguido político”, pero retiró esta oferta semanas más tarde, aclarando que Assange, nunca ha contemplado ser recibido en el país.

Assange y su equipo legal, han anunciado que apelarán esta decisión, que calificaron de un “día negro para la libertad de prensa y la democracia británica”.

despirta guanjuato