Concretamente, se lo acusa de recibir sobornos con la compra de Fertinal, una empresa de fertilizantes, en 2015, por parte de PEMEX, a un precio que sobrepasa 14 veces su valor real.

La compañía pagó por la planta 209 millones de dólares y absorbió un sobreendeudamiento de 426 cuando sólo valía 15 millones.

La revelación ocurrió unos días después de que la Fiscalía General acusó de anomalías en esa operación al exministro de Energía Pedro Joaquín Coldwell, y al exdirector de PEMEX, Emilio Lozoya.

Peña Nieto salió de inmediato a rechazar «categóricamente las falsas imputaciones en mi contra y dijo a través de Twitter que «no es la primera vez que se pretende inculparme de mala fe y sin fundamento alguno» al señalar que «por supuesto, mienten».

El presidente Andrés López Obrador afirmó que se investigará la «probable responsabilidad» de Peña Nieto en la compra de la planta de fertilizantes, al indicar que «no puede haber impunidad».

El mandatario afirmó que «una regla general» en la política es que «es muy difícil que el presidente no se entere de un negocio de esa magnitud.

Odebrecht también es acusada de haber sobornado a Lozoya por unos 10,5 millones de dólares a cambio de proyectos gubernamentales y según algunas fuentes parte de ese dinero habría servido para financiar la campaña electoral de Peña Nieto.

Javier Coello, ex viceprocurador general, señaló a la emisora local que «Pemex compró Fertinal porque así lo autorizó el consejo de administración» y dijo que se pretende utilizar a su cliente «como chivo expiatorio».

Según documentación entregada por un «informante» no identificado bajo pena de perjurio, al Departamento de Justicia y a la Comisión de la Bolsa de Valores de Estados Unidos, Peña Nieto recibió un soborno no precisado por «autorizar» la compra de la empresa privada con un sobreprecio.

Las consultoras PwC y BDO, así como la Auditoría Superior de la Federación habían advertido que Fertinal se encontraba en quiebra, pues tenía una deuda bancaria de 264 millones de dólares y que sólo disponía de 12,000 dólares de efectivo en cajas.

despirta guanjuato