El expresidente Fernando de la Rúa, quien había seducido a los argentinos con un perfil de político honesto y de estadista para luego dejar al país sumido en la peor crisis económica de su historia en 2001, murió el martes tras permanecer internado desde enero por dolencias cardiovasculares y renales. Tenía 81 años.

Los problemas cardíacos aquejaron a De la Rúa desde que ocupaba la presidencia entre 1999 y 2001. Tras dos angioplastias y otras intervenciones en años recientes, había quedado internado el primer día de 2019 por una infección respiratoria que agravó sus dolencias cardiovasculares previas.

Se reportó que la causa de su muerte obedeció a un agravamiento de sus dolencias coronarias y renales.

Los restos del exmandatario serán velados en el Congreso a partir de las cuatro de la tarde hora local. En tanto, el gobierno decretó tres días de duelo nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here