Édgar Veytia, de 48 años, fue sentenciado este jueves en un tribunal federal en Brooklyn, Nueva York. Los fiscales habían buscado una cadena perpetua.

Las autoridades estadounidenses alegaron que el Cartel H-2, involucrado en el tráfico de cocaína, heroína, marihuana y metanfetaminas a los Estados Unidos, sobornó a Veytia mensualmente desde 2013 hasta su arresto en 2017.

Veytia le dijo al juez que cometió un error al aceptar los sobornos a cambio de usar proteger el cártel.

El ex fiscal general tiene doble ciudadanía y, en ocasiones, vivió en San Diego, California, donde fue arrestado por las autoridades estadounidenses en 2017.

Las autoridades de Estados Unidos dijeron que usó su posición como jefe de policía de Nayarit para obstruir las investigaciones sobre el cartel en México.

Veytia dirigió a otros agentes corruptos de las fuerzas del orden público mexicanos bajo su supervisión para ayudar al cártel H-2, liberó a miembros y asociados del cartel de la prisión después de haber sido arrestados por delitos relacionados con el narcotráfico, y ordenó a los agentes corruptos de las fuerzas del orden público mexicanos que atacaran a los cárteles rivales, y ayudaron al Cartel H-2 a llevar a cabo asesinatos y otros actos de violencia, dijo el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Veytia se declaró culpable de los cargos de conspiración internacional para fabricar y distribuir heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana.

El Departamento de Justicia dijo que el Cártel H-2, con sede en Nayarit y Sinaloa, movió aproximadamente 500 kilogramos de heroína, 100 kilos de cocaína, 200 kilos de metanfetaminas y 3.000 kilos de marihuana a los Estados Unidos cada mes entre enero de 2013 y febrero de 2017.

El cartel lleva el nombre de un ex líder, Juan Francisco “El H2” Patrón Sánchez, un narcotraficante que dejó el Cartel de Sinaloa para unirse a su rival, la Organización Beltrán Leyva. Fue asesinado en un tiroteo con las fuerzas de seguridad en Tepic en 2017.

El ex fiscal general de nayarit, edgar veytia, fue condenado por el gobierno de estados unidos a 20 años de prisión y cinco más en “vigilancia”, luego de que el 7 de enero se declaró culpable de participar en una conspiración internacional para distribuir cocaína, metanfetamina y mariguana a cambio de recibir cuantiosos sobornos.

La condena fue emitida por la juez carol bagley, quien preside la sala 10 d de la corte federal del distrito este de nueva york.

“he tomado muy malas decisiones en mi vida pero estoy arrepentido”, manifestó el ex funcionario.

la juez le reconoció algunas buenas acciones del ex fiscal “como dar comida a los pobres” y además le aclaró que “aunque sus delitos alcanzan cadena perpetua, he tomado una decisión difícil”.

de acuerdo con documentos de la corte, veytia comenzó su carrera criminal muchos años antes de su nombramiento como fiscal en enero del 2013, misma que culminó el momento de su arresto en febrero del 2017.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here