Capitalinos y visitantes pasaron un dedicaron este día al fomento de la lectura, ya que con motivo del Día Nacional del Libro, Gobierno del estado a través del Instituto Estatal de la Cultura, en colaboración con Fondo Guanajuato, organizaron en las escalinatas del teatro Juárez, una lectura en voz alta, donde todo aquel que pasara por el recinto y se detuviera a leer un fragmento de algún texto literario resultaba ser acreedor a un libro de su agrado, totalmente gratis.
El teatro Juárez recibió a sus afueras a decenas de curiosos que se dieron cita en el majestuoso recinto, para dejar de lado la rutina por un momento y se dispusieron a pasar una tarde agradable, interactuando con el mundo de la literatura, ya que con motivo del Día Nacional del Libro. Gobierno del estado a través del Instituto Estatal de la Cultura en colaboración con Fondo Guanajuato, organizaron en las escalinatas del teatro, una lectura en voz alta, donde todo aquel que pasara por el recinto y se detuviera a leer un fragmento de algún texto literario resultaba ser acreedor a un libro de su agrado, totalmente gratis. Otros cuantos, solo tuvieron la fortuna de pasar por el lugar, pues no estaban enterados del evento, sin embargo, entusiasmados se integraron a la dinámica.
Con esta mecánica que era accesible para los amantes de la lectura, capitalinos y visitantes tuvieron la oportunidad de participar activamente o de oyentes, cultivándose con los fragmentos de libros que estaban a su disposición, los cuales eran cerca de 20 títulos y más de 500 ejemplares. Quienes se animaron a darle voz a los escritos, que en su mayoría fueron estudiantes y jóvenes los más interesados, pronunciaron totalmente su gratitud, ante este tipo de iniciativas y les pareció la manera más acertada de conmemorar el día nacional del libro y es un acto que fomenta la lectura e incita a quienes no la practican a que lo hagan.
Reconocieron que en ocasiones acceder a un libro, representa un desembolso importante, aunque vale la pena, pero gracias a este tipo de eventos, cualquiera podía disfrutar de estos, y lo único que había que dar a cambio era prestar su voz a los escritores de historias, relatos, cuentos, poesías, en general literatura de calidad ya que entre la oferta literaria estaban títulos que han sido merecedores de premios nacionales.
Resaltaron el valor que tiene un libro y el amor que algunos lectores le guardan y afirmaron que no se compara tener un libro de manera física o tangible con tenerlo digital, pues tan solo el olor que desprende el hojear un libro nuevo es incomparable y causante de grandes sensaciones. Se mostraron deseosos de que el hábito de la lectura se preserve y atraiga cada vez a más sectores de la población.
Ediciones la rana fue una de las editoriales que protagonizaron este evento y decidieron sumarse a otras editoriales para realizar con éxito esta lectura en voz alta, en ocasiones anteriores, ediciones la rana celebraba este día ofreciendo variedad de libros seleccionados a un costo bajo, pero esta vez adoptaron esta manera de promover la lectura, ofreciéndolos de manera gratuita a todo participante.
El día nacional del libro surgió en honor a Sor Juana Inés de la Cruz, luego del decreto presidencial en noviembre de 1979. Siendo “Sor Juana Inés de la Cruz, Obras Escogidas” la primer obra editada por la asociación nacional del libro AC.
Esta asociación en cada conmemoración se ha encargado de homenajear un autor y publicar un volumen antológico de este, destacando escritores como Octavio paz y Carlos Fuentes. Recientemente en 2013, en el 30 aniversario luctuoso de Jorge Ibarguengoitia, quien fuera escritor orgullosamente guanajuatense fue homenajeado con su obra “Sálvese quien pueda” reconocida por el alto contenido de temática social.