En el municipio de Apaseo el Alto, la mañana del lunes, ciudadanos que pasaban por el camino a la comunidad San Antonio Calichar, encontraron el cadáver de otra persona a quien sus victimarios dejaron amarrada de las manos, amordazada y con evidentes huellas de violencia.

Las primeras indagatorias arrojaron que el occiso llevó por nombre Antonio, con domicilio en la comunidad de San Juan del Llanito, muy cerca de San Antonio Calichar, y quien se convierte en la tercera persona muerta en similares circunstancias en menos de tres días en la zona oriente de Apaseo El Alto.

Fue alrededor de las 10:00 horas que varios automovilistas reportaron al teléfono de emergencias la existencia de un hombre muerto en el acceso a dicha población, precisaron que estaba amarrado de las manos hacia la espalda y le observaron varias lesiones de bala.

Al llegar los uniformados, vieron el cuerpo sin vida de un hombre que acabó sus días recostado sobre su costado derecho, con la cara hacia el suelo y quien estaba sin zapatos, luego que los paramédicos confirmaron que carecía de signos vitales, solicitaron la presencia de personal de la Fiscalía Regional especializados en homicidios.

De esta manera, el perito y los policías ministeriales iniciaron la búsqueda de indicios y localizaron varios casquillos de arma larga, así mismo, personal del Servicio Médico Forense se encargó de llevar el cuerpo a la morgue a fin de practicar la necropsia y dejarlo a disposición de sus familiares para que le proporcionen sepultura.

despirta guanjuato